Parpadeo

Parpadea

Abrí la conversación para decirte “hola”,
para decirte algo,
para saciar mi sed de ti,
de saber de ti,
de beberme tu alma,
de trazar tu cuerpo.

No quiero rebuscar sobre las palabras huérfanas que no pronuncie,
se lo dejo al olvido,
a las eternas conexiones de este laberinto
que usualmente llamamos vida.

Está noche tonta,
quiero respirar en tu cabello,
quiero reírme al verte reír,
quiero un espacio contigo en el infinito,
creado,
inventado,
imposible,
creíble,
intemporal.

El cursor sigue parpadeando,
yo sigo sin saber que decir,
camino con mis dedos por tu cuello
hasta donde se vuelven hombros,
aquí te quisiera escribir
lo que espero de la vida,
tu.
Y el cursor sigue parpadeando
se convierte en una lunita
y yo sigo elucubrando,
justo que decirte
hoy.

Entradas populares