El Faro

El Faro

Ya se borraron mis labios sobre tu piel?
No lo creo.

Ya se despintaron mis versos bajo la lluvia?
No lo creo.

Ya se te quitaron los moretones de mis mordidas en la extensión de tu ser?
No lo creo.

Ya te diste cuenta que no estaba tan mal en mis promesas? Que el cielo no es un lugar sino una condición humana a la que uno puede acceder con un par de decisiones correctas y un poco de trampa.

Ya vino alguien más a jurarte el cielo y las estrellas? Te las dio? Te las mostró? Te dijo por lo menos una manera realista de obtenerlas? No lo creo.

Ya se te olvidaron tus malos hábitos? Desayunar cigarro en ayunas, brincar comidas por café, creer que puedes con el mundo entero cuanto tu y yo sabemos que no puedes. Espero que no hayas perdido una pizca de esa magia que me hizo amarte, de esas tonterias que te hacian tan valiosa para mi y que todos pasaban por alto, esos que todos dicen que son tus defectos para mi son las particularidades que te hacen única, deseable y excitante.

Que no le digan a tu alma que sabe más de lo que cree acerca del amor, que no le digan a tu piel que al final será plata, tu sabes bien que está hecha de ese material que tanto codició, de aquel que los sueños están hechos.

No espero que mis promesas a ti sean más valiosas con el pasar de los años, sin embargo aseguro que serán más validas.

No espero que mis besos sean los mejores de tu vida con la caída de las hojas en el otoño, pero si sé que fueron los más cercanos al amor.

No espero que alguien te escriba tan rebuscada y mortalmente como yo lo hice, pero si sé que nadie te escribió como yo, ni lo hará.

Lo ves? Al final no soy malo, soy estóico. Sobrevivo a las mareas, al pasar de las estaciones, a tus errores, tu silencio y tu distancia, a tus negativas, tus rivalidades, tus "parejas" por así decirles. Siempre estoy aquí para recordarte de donde vienes y si eres lista para saber que los riscos están cerca y que la marea te puede hacer pedazos.

Entradas populares