Te diré…

Te tuve frente a mí,

todo ha tenido un sentido

tan terso como el terciopelo,

tan ligero como la seda,

tan intangible como una nube.

El tiempo ha sido un doblez,

una razón que no tiene sentido

y se retuerce en las manecillas

deteniendo todo a su paso.

Te he conocido en la furia,

te he conocido en el silencio,

te he abrazado con fervor para no dejar que nada ni nadie te toque,

te amenace,

te hiera.

Si la vida me obliga a sacar las garras

una vez más

así escribiré está historia a sangre y fuego,

no voy a dejar que nadie,

ni nada

te haga daño,

esa es mi promesa,

esa es mi voz de Héroe

levantándose al cielo.

Entradas populares