Inimposible

Carajo como tengo ganas de escribirte,

como tengo ganas de encontrar

en ti esos brazos que sé

no encontraré

en otro lado.


Por un demonio como tengo ganas de besarte,

por mil demonios como tengo ganas de morderte,

de apretarte,

de desesperarte,

de consumirte,

de estrujarte,

de despertarte,

de arte

y todo lo que termine en rte.


A veces quisiera ser tu príncipe,

aunque me costará ser quien soy;

cambiar la hoja,

olvidar nuestros errores

y construir ese reino que soñé,

desde siete escalones arriba del suelo.


Todo imposible esta lleno

de posibilidad cuando se trata de ti;

todo imposible deja de ser improbable,

no por ello posible,

no por ello factible,

pero nunca imposible,

Inimposible entonces,

mi palabra creada para ti,

un mundo contenido en una palabreja

absurda que el niño que guardo inventó

para enfrentar la realidad.


Concepto poco trivial,

más que profundo,

idea desmedida

con dos cucharadas de magia,

un costal de besos que estaban por saber rancios,

trece mil litros de sudor,

cuatro carreteras pavimentadas en saliva por tu espalda

desde aquí hasta el mar y después hasta el cielo.

Le voy a agregar 1001 amaneceres

y 2002 ocasos,

un invernadero de rosas rojas,

un repertorio de mis más absurdas tonterías

esas,

justo esas que te hacen destornillarte de risa,

una cucharadita pequeñita de esperanza.


Una pluma fuente

que no escribe con la mano

sino con los labios

y unos 4.5 trillones de litros de tinta.

Le voy a agregar una caja de compactos viejos,

y una suscripción Premium a Blockbuster,

así como la colección completa de los Drs. House y Grey,

una caja grande de aspirinas (por aquello de que algún día me salgas con que te duele la cabeza).

Una ventana,

si, una ventana que abras y siempre sea un amanecer nuevo.


Cuatro arbustos de fresas,

un barril de chocolate liquido,

un diccionario de italiano,

uno de francés,

un Kamasutra ilustrado,

una cajita de perversión,

y Hamlet de Shakespeare

nada más por no dejar.


Pongamos

un mes tacos al pastor,

un mes de pizza,

un mes de sushi,

quince días de quesadillas

todo para repartir uniformemente.

Un tinaco de Coca-Cola con azucar,

una cisterna de café sin azucar,

ah y un pie de queso

y uno de manzana.


Por aquello de que algo básico falte

le dotaré de Internet Inalámbrico,

total todo está en Internet

y Google todo lo sabe.


Y mis dos brazos para que te abracen por siempre,

y mi pecho para que sea tu almohada,

y mi hombro izquierdo para las lagrimas,

y mi hombro derecho para los mocos,

y un rollo de toallas para mis hombros;

y nada más tengo dos oídos para escucharte

y dos ojos para verte

y tendrán que bastar;

y un mundo como antes de Colón para conquistarlo,

y una Luna de octubre, perpetua y pálida cada noche.


Quiero que le pongas seiscientas hojas de pre-perdón a mi favor firmadas,

por aquello de esos días difíciles

que tu y yo sabemos que tienes.

Un reloj de manecillas descompuesto,

para que creamos que el tiempo se detuvo por siempre

y no le voy a agregar “felices para siempre”

ni “vida sencilla”

solamente diré:

No te preocupes, todo estará bien.





----------------
Now playing: Brian Tyler - The Golden Path
via FoxyTunes

Entradas populares